En el Salón Internacional del Automóvil IAA, Schaeffler presentará sus tecnologías del futuro concebidas para reducir e incluso eliminar las emisiones dentro de su estrategia global 'Mobility for Tomorrow' (“Movilidad del mañana”).

Los ingenieros de Schaeffler trabajan en varias direcciones, desde cadenas cinemáticas totalmente eléctricas hasta híbridas, que incluyen un motor de combustión interna. La evolución de los diversos conceptos contribuirá de forma significativa al desarrollo de una movilidad ecológica y sostenible. “Desarrollamos nuestros productos continuamente para poder ofrecer soluciones personalizadas e integrales para distintos conceptos de accionamiento”, afirma Klaus Rosenfeld, director general de Schaeffler.

En palabras del responsable, “la movilidad eléctrica es un importante centro de interés para el futuro. Por eso invertiremos otros quinientos millones de euros y contrataremos a 1.200 empleados adicionales en este ámbito”. En el futuro, el desarrollo de las tecnologías de accionamiento eléctrico en Schaeffler estará gestionado de forma centralizada por una división de “E-movilidad” independiente, en la que la empresa combinará todos sus productos y soluciones de sistema tanto para vehículos híbridos como para aquellos accionados únicamente con baterías. Con la última generación del eje eléctrico, que se presentará en la IAA, Schaeffler ha desarrollado, por ejemplo, una solución de sistema modular para vehículos híbridos y coches totalmente eléctricos.

En el desarrollo de accionamientos alternativos, debe tenerse en cuenta una amplia gama de requisitos diferentes en distintas regiones del mundo, ya que controlar las emisiones locales de los vehículos no es suficiente. La movilidad sostenible sólo puede tener éxito si se utiliza toda la cadena de energía como referencia de evaluación para conceptos de accionamiento. Además, para garantizar que la energía llegue al vehículo, debe almacenarse según se necesite. Todo esto tiene como resultado un gran número de variantes de accionamiento para las que Schaeffler investiga y desarrolla soluciones individuales ideales, con el fin de crear productos a medida con los que apoya a la automoción en el desarrollo de conceptos de vehículos y accionamientos ecológicos.

De este modo, Schaeffler también utiliza tecnologías que mejoran la eficiencia y el rendimiento de los accionamientos convencionales. Una solución la ofrece la última generación del módulo de gestión térmica (TMM), que se presentará en la IAA. Este componente controla los circuitos de refrigeración de motores, transmisiones, y, en el futuro próximo, también los circuitos de refrigeración de accionamientos eléctricos adicionales si se requiere.