Como nuevo partner de producción en serie e innovación del Campeonato DTM, Schaeffler y la organización central ITR (Internationale Tourenwagen Rennen) han presentado un coche de demostración en el circuito de Hockenheimring, con cuatro transmisiones de Schaeffler alimentadas por batería -una para cada rueda- y que también está equipado con la tecnología Space Drive steer-by-wire (volante de dirección electrónica). El prototipo lo conducen el piloto de Fórmula E Daniel Abt y el dos veces campeón del DTM Timo Scheider, así como la embajadora de la marca Schaeffler, Sophia Flörsch.

El coche de demostración en acción en el circuito de Hockenheimring genera casi 1.200 CV con 800 kW, lo que supone prácticamente el doble de potencia que los actuales coches DTM (más de 450 kW). El coche acelera de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, lo que lo hace aproximadamente 0,4 segundos más rápido que el actual Schaeffler BMW M4 DTM. La tecnología Space Drive steer-by-wire ha sido probada con éxito en el deporte del motor, así como un control integrado de la dinámica del vehículo para controlar los cuatro motores.

Cumpliendo con su rol de plataforma de desarrollo del DTM eléctrico, se prevén presentaciones en el programa marco del DTM en 2021. Es posible que el DTM se convierta en una serie de carreras totalmente eléctricas a partir de 2023.

Por otro lado, Schaeffler acaba de lanzar una nueva campaña de imagen con el objetivo de posicionar la marca corporativa Schaeffler y comunicar su nuevo lema 'We pioneer motion'. En el centro de la campaña se encuentra el concepto 'Green makes the difference' (“El verde marca la diferencia”), que simboliza que Schaeffler es una empresa pionera en el ámbito del movimiento.