SEAT es el primer fabricante de automóviles en unirse a la red Alastria de más de 70 grandes empresas e instituciones. Con ello, la compañía busca probar, testar y avanzar en el desarrollo de tecnología blockchain y aflorar sinergias con las otras firmas participantes.

La facilidad de acceso a la información, cada vez más instantánea, conlleva en ocasiones falta de fiabilidad de los datos, escasez de seguridad e insuficiencia de verificación de aquellos que intervienen en los procesos de comunicación con proveedores externos. En este sentido, la tecnología blockchain nace con el objetivo de transformar las industrias generando un intercambio de bienes y servicios sin la necesidad de terceros, mejorando así la seguridad de los procedimientos.

La incorporación de SEAT a la red Alastria tiene como fin que varias divisiones propias de la compañía puedan tener un primer contacto con la tecnología blockchain y conocer las posibles ventajas que este conocimiento puede comportar en diferentes áreas. En concreto, Producción será el primer departamento en reforzar el desarrollo esta tecnología, con el principal propósito de estudiar los posibles avances en materia de Industria 4.0. Otra de las áreas es Finanzas, donde se pretende testar nuevas iniciativas que mejoren procesos habituales.

SEAT ya ha dado sus primeros pasos en la aplicación del blockchain en sus procesos; por ejemplo, en colaboración con Telefónica, la compañía está trabajando en una prueba de concepto basada en blockchain para mejorar la trazabilidad de piezas dentro de la cadena de suministro de la fábrica de Martorell.