Se amplía la gama de juegos de reparación Lemförder. Además del componente principal, los talleres pueden pedir los kits de montaje específicos por vehículo e incluir todas las piezas necesarias para la reparación. ZF Aftermarket ofrece 120 juegos de reparación con recambios de calidad original para 830 modelos de vehículos, aunque está previsto que hacia la mitad de año salgan a la venta otros 14 juegos más a través de los distribuidores.

Los nuevos kits contienen los materiales de sujeción para los componentes principales que se desean reemplazar, como brazos de suspensión o bieletas, por un lado, y los medios de ajuste para los componentes periféricos, por el otro. Los componentes periféricos se deben aflojar o quitar durante la reparación a fin de reemplazar la pieza averiada.

ZF Lemforder service packs 2

Los fabricantes de vehículos recomiendan que todos los pernos y las tuercas que se aflojen al momento de instalar los recambios se reemplacen por otros nuevos, puesto que su función puede verse restringida si se vuelven a usar. Si el componente principal y el kit de montaje correspondiente se piden juntos, resulta considerablemente más rápido y eficaz, según la marca, puesto que no es necesario identificar los otros componentes y solicitarlos por separado.

Se pueden instalar hasta 70 piezas de dirección y suspensión en un turismo. Puesto que se trata de componentes que afectan la seguridad, debe tenerse un cuidado especial no solo durante el diseño y la fabricación, sino también durante el montaje. Las reparaciones sólo deben estar a cargo de personal especializado y con recambios originales.

Los accesorios de montaje originales Lemförder incluyen un kit de montaje completo con todas las piezas correspondientes con la calidad OE de siempre. El juego contiene las instrucciones de reparación según las indicaciones originales del fabricante del vehículo.

La cartera de productos se ha ampliado con 168 repuestos originales Lemförder en los últimos dos meses, por ejemplo, una bieleta estabilizadora para BMW F90 M5, brazos de suspensión para Audi Q5 y Q7, así como para Range Rover, o rótulas axiales para Peugeot C4 Picasso.