Desde el inicio de la pandemia, Ryme Automotive no ha dejado de dar servicio a toda su red de distribuidores de recambios para vehículo industrial, con el fin de garantizar el suministro para toda la Península Ibérica.

La empresa ha aumentado todas las medidas de seguridad posibles entre sus trabajadores, además de establecer turnos para que los empleados no coincidan y se minimicen los riesgos entre toda la plantilla.

Eduardo Medina, director de Ryme Automotive, se siente “muy orgulloso” de la implicación de todos los empleados, así como la respuesta y cooperación de sus clientes que, día a día, están “al pie del cañón” suministrando recambios para que la red de transporte no se detenga.