SKF ha formado parte de la escena de las carreras de dos y cuatro ruedas, dentro y fuera de carretera, durante muchas décadas a través de patrocinios de productos personalizados “llave en mano” y soporte técnico. Mediante su división de competición, SKF Racing, la compañía está involucrada en todos los aspectos de asistencia técnica, diseño y fabricación para aplicaciones específicas del deporte del motor.

"Una sólida asociación a largo plazo con todos los clientes es fundamental para una relación exitosa y sostenible que beneficie a ambas partes". Según Glyn Hall, Toyota Motorsport Team Principle, los productos SKF son la primera opción siempre que sean aplicables en el vehículo Toyota Hilux Dakar.

“El alto nivel de fiabilidad, junto con una amplia gama de aplicaciones, lo convierten en la mejor opción para nosotros, y dependemos en gran medida de la calidad que SKF ofrece en nuestros coches ganadores de carreras. Más allá de las aplicaciones obvias, como la caja de cambios, los diferenciales y los mecanismos de cambio de marchas, hemos encontrado muchos otros usos para los productos SKF en nuestro coche, y estamos agradecidos de contar con el apoyo de una empresa tan altamente calificada”.

En el circuito de carreras todoterreno, y en particular el Rally Dakar, SKF ha participado en numerosos podios y ha apoyado una de las carreras más duras del mundo desde 2012. Este año el equipo Toyota Gazoo Racing ha contado en sus filas con los españoles Fernando Alonso (piloto) y Marc Coma (copiloto), que han acabado la competición en 13ª posición.