Las cajas de cambios manuales de cinco o seis velocidades están diseñadas para motores que entregan un par motor de hasta 200 Nm. Actualmente, Škoda Auto fabrica 1.500 unidades diarias en dos líneas de producción en Mladá Boleslav bajo los principios de la industria 4.0. La caja de cambios viene con 50 configuraciones distintas, las cuales se instalan en modelos de varias de las marcas del Grupo Volkswagen.

Actualmente, la gama de productos de Škoda Auto comprende tres tipos de transmisión: además de la MQ 200, las cajas de cambios MQ/SQ 100 también se fabrican en la planta principal de Mladá Boleslav, mientras que las transmisiones automáticas DQ 200 se fabrican en su planta de Vrchlabí desde 2012. La cifra total de producción para todos los tipos de transmisión producidos cada día en las plantas de Mladá Boleslav y Vrchlabí es de aproximadamente 4.800.

Hasta la fecha, Škoda Auto ya ha superado los diez millones de cajas de cambios producidas sumando sus dos plantas

En el transcurso de 2018 y 2019, Škoda Auto invertirá más de 65 millones de euros en la fabricación de cajas de cambios en Mladá Boleslav para incrementar la capacidad de producción de transmisiones MQ 200. Además, la compañía ha invertido en los últimos años más de ocho millones de euros en un nuevo área de pruebas para cajas de cambios.

Actualmente, un total de doce robots KUKA asisten a los trabajadores durante el montaje, por ejemplo, insertando tornillos o llenando de aceite las cajas de cambios. Con su gestión administrativa digital y la colaboración entre trabajadores y robots, Škoda Auto está evolucionando en la digitalización de su producción, un pilar clave de su Estrategia 2025.