Škoda Auto aumenta su capacidad de desarrollo dentro del Grupo Volkswagen con la puesta en marcha en su sede de Mladá Boleslav dos instalaciones de pruebas de cajas de cambios. El fabricante ha invertido 5,7 millones de euros en la construcción de dos nuevos bancos de pruebas de cajas de cambios, elevando el total invertido en el desarrollo de transmisiones del centro de motores a más de ocho millones de euros. En 2017, Škoda Auto produjo 1,16 millones de cajas de cambio.

“Con la ampliación del centro de motores, Škoda Auto está asumiendo nuevas responsabilidades de desarrollo dentro del Grupo Volkswagen”, destaca Christian Strube, responsable de Desarrollo Técnico del Comité Ejecutivo, quien ha inaugurado las nuevas instalaciones de desarrollo, acompañado por Martin Hrdlička, responsable de Desarrollo de Chasis y Transmisión, y Josef Zmrhal, vicepresidente de la sucursal de Kovo Union en Mladá Boleslav.

Los dos nuevos bancos de pruebas de cajas de cambios asumirán complejas tareas de desarrollo en el laboratorio. Uno de los bancos se usará como herramienta de análisis acústico para las pruebas de funcionamiento, así como para evaluar la esperanza de vida de la caja de cambios, mientras que en el segundo los ingenieros llevarán a cabo pruebas sobre la esperanza de vida de todo el sistema de transmisión. De esta forma, los bancos de pruebas ayudarán en el desarrollo de nuevas transmisiones, así como en el control de calidad de los componentes de serie que se producen en la actualidad.

Škoda Auto inauguraba el centro de motores de última tecnología en Mladá Boleslav en septiembre de 2014, ampliando su centro de desarrollo y tecnología. Junto con el Grupo Volkswagen, el fabricante ha invertido cerca de 53 millones de euros, 45 millones en el centro de motor y más de ocho en desarrollo de cajas de cambios. El centro de cajas de cambios, que Škoda estableció entre 2011 y 2015 con una inversión inicial de 2,5 millones de euros, también se relocalizó a esta nueva instalación. La decisión de seguir reforzando el desarrollo de cajas de cambios y de invertir 5,7 millones en los dos nuevos bancos de pruebas se tomó ya en 2015.

Con la ampliación de finales de 2017, el número de empleados ha pasado de dos ingenieros hasta siete, y está previsto que en 2020 el personal alcance las 14 personas. El fabricante produce actualmente tres tipos de cajas de cambios para el Grupo Volkswagen: los modelos MQ100/SQ100 y MQ200 en su sede de Mladá Boleslav y el modelo DQ200 en Vrchlabí. En total, Škoda Auto produce cerca de 4.880 cajas de cambios al día.