Soulima presentó un nuevo almacén en la ciudad de Oporto. Este centro logístico era la primera meta a cumplir, tras la adquisición de la empresa por parte de la española Lausan. Y se cumplió dentro de los plazos establecidos. Ricardo Lima, director general de Soulima, habló de la importancia de la presencia física en esta zona del país. "Desde la asociación de Soulima con Lausan, uno de los primeros objetivos a cumplir era tener una cobertura nacional, así como estar más cerca de nuestra cartera de clientes", adelantó Lima a nuestros colegas de Jornal das Oficinas.

La nueva unidad, en Oporto, es un espacio con cerca de 2.000 metros cuadrados y capacidad para almacenar 50.000 referencias. Además, tiene la capacidad de implementar, si es necesario, una nueva altura de almacenaje. Lima hizo hincapié en el objetivo de "crear una gran dinámica de proximidad con los clientes que tenemos en esta zona".