Los talleres vinculados a Ganvam ya ofrecen a los conductores la posibilidad de abonar de forma fraccionada las operaciones de mantenimiento y reparación. En virtud de un acuerdo alcanzado por la asociación con Affinity Soluciones, los talleres asociados a Ganvam dispondrán de la solución de pago Easy Pay con la que gestionar de manera inmediata el pago flexible de las facturas.

En concreto, la solución Easy Pay, desarrollada por SeQura, cuenta con la ventaja de eliminar tiempos de espera para la aprobación de la operación. Al registrar el pago en la plataforma, el conductor recibe directamente una alerta en su móvil para formalizar los plazos acordados.

El objetivo de Ganvam es ofrecer a los talleres soluciones de financiación con las que abrir nuevas vías de captación y fidelización de clientes, evitando que pierdan oportunidades de negocio e incluso que incrementen su ticket medio, al facilitar al conductor que asuma todas las intervenciones necesarias.

En este sentido, esta financiación flexible permitirá a los talleres evitar las pérdidas económicas derivadas del abandono o del retraso en la recogida de vehículos por parte de conductores que no pueden afrontar la totalidad del pago. Según datos de Ganvam, los negocios posventa pierden más de cuatro millones de euros anuales tanto por las reparaciones no pagadas como por la pérdida de negocio que supone el espacio ocupado por estos vehículos, así como por los gastos de estancia reglamentarios que resultan impagados.

En paralelo, la posibilidad de que el conductor pueda afrontar el pago fraccionado de la factura tendrá un impacto positivo en la seguridad vial, ya que, según Ganvam, garantiza que el conductor tenga el coche a punto en un momento en el que las ventas de vehículos usados de más de 15 años crecieron el pasado año alrededor del 30%, teniendo estos un mayor riesgo de siniestralidad.