Movistar Car, disponible para los coches de gasolina fabricados a partir del año 2004 y de 2005 para los coches con combustible diésel, genera una red wi-fi exclusiva para el coche (con 3GB al mes), pudiéndose conectar hasta cinco dispositivos simultáneamente para navegar sin consumir datos de la tarifa móvil del cliente.

Si el coche recibe un impacto, Movistar Car envía automáticamente una llamada a una plataforma que inicia el protocolo de asistencia, incluyendo la gestión del servicio de emergencias 112 en caso necesario.

Además, el servicio facilita al conductor el mantenimiento del coche al recibir avisos de posibles averías, además de poder programar recordatorios como la ITV o las revisiones. Pero también permite configurar alertas para estar informado del movimiento del vehículo, ubicación o acceder al histórico de viajes. El conductor podrá dirigirse a los destinos que seleccione o tenga almacenados como favoritos a través del navegador incluido en la aplicación.

Igualmente, Movistar Car facilita al conductor, a través de acuerdos con terceros, ofertas exclusivas en combustible, talleres, seguros y más ventajas asociadas al coche y sus desplazamientos. Con el servicio Movistar Car, Telefonica amplía su experiencia en IOT -ya conecta más de un millón de vehículos en todo el mundo- a su oferta de servicios para personas.