Tenneco ha ampliado la producción de sus amortiguadores monotubo Monroe y ha trasladado la fabricación a “G ”, su planta de última generación de sistemas de suspensión en Gliwice (Polonia). Además, la compañía ha invertido en una nueva línea de producción en las instalaciones G para poder atender la creciente demanda de sus amortiguadores monotubo premium.

Inaugurado en 2014, el complejo de Gliwice comprende dos plantas: una destinada a la fabricación de sistemas de primer equipo y la planta G , dedicada al mercado de posventa. Esto permite a Tenneco tener el control de cada paso de la producción de los productos de suspensión de Monroe. La última inversión, de aproximadamente 3,6 millones de dólares (2,95 millones de euros), incluyó la introducción de once nuevas máquinas de producción para triplicar la capacidad de fabricación de unidades monotubo.

Diseñados para vehículos originalmente equipados con tecnología monotubo, los recambios de amortiguadores monotubo Monroe ayudan a incrementar la estabilidad del vehículo al reducir el balanceo, y mejorar el control en maniobras evasivas y giros cerrados. Cada amortiguador presenta una carga de gas de alta presión que separa el aceite interno y el nitrógeno de la unidad para proporcionar un índice de rigidez adicional, lo que ayuda a maximizar la eficiencia y el control de la amortiguación.

Muchos amortiguadores monotubo Monroe también incluyen una función de bloqueo hidráulico que amortigua el impacto y ayuda a eliminar posibles daños en los amortiguadores, en aquellos casos en los que la suspensión del vehículo está completamente extendida.

Tenneco ofrece amortiguadores monotubo para satisfacer una amplia gama de necesidades y presupuestos, desde la línea de recambios Monroe Original hasta la nueva gama premium Monroe OESpectrum. Con M-RTECH 2 Rebound Valving Technology de Tenneco, los amortiguadores con carga de gas OESpectrum aprovechan la posición mundial de OE de Tenneco para una mejor experiencia de conducción. Tenneco respalda cada producto OESpectrum con su primera garantía limitada de cinco años.