Tesla ha obtenido 21,9 millones de dólares (20,1 millones de euros) de beneficio neto durante el tercer trimestre del año, un resultado más positivo que durante el mismo periodo del año anterior, cuando la empresa generó una pérdida de 229,8 millones de dólares (210,6 millones de euros), recoge Faconauto en su página web.

Según su informe de resultados, Tesla produjo 25.185 coches en el tercer trimestre del año, un 92% más que en el mismo periodo del año anterior, y entregó 24.821 vehículos, de los que 16.047 pertenecían al Model S y 877, al Model X.

“Mantenemos nuestras proyecciones para distribuir un total de 50.000 vehículos en la segunda mitad del año, con poco más de 25.000 entregas en el cuarto trimestre, pese al reto que supone el invierno y la temporada navideña”, ha asegurado el fundador de Tesla, Elon Musk, en una carta dirigida a sus inversores, donde incide que entre el 30% y el 35% de sus entregas serán contabilizadas como alquileres en sus ingresos.

Tesla espera mejorar en un 2% ó 3% sus márgenes brutos dentro de su negocio automovilístico, mientras que el coste de sus operaciones anuales crecerá un 30% en 2016. En cuanto a su flujo de caja, la compañía alcanzó los 176 millones de dólares (161 millones de euros), algo que ha permitido ajustar su balance. La empresa continúa también con la construcción de su Gigafactory y el desarrollo de su Modelo 3, el coche de 35.000 dólares (32.000 euros) y de consumo masivo que Tesla planea comenzar a distribuir en la segunda mitad de 2017.