El Grupo FCA (Fiat, Chrysler, Alfa) introdujo en 2017 medidas de protección que han inhibido la posibilidad de intervención, a través del conector EOBD, a los talleres independientes sobre sus modelos más recientes. Una decisión que TEXA impugnó de inmediato, tanto directamente como a través de las asociaciones a las que está adherida, por ser contraria a la legislación europea de reparación.

“A diferencia de otros, no hemos seguido el camino de las soluciones que 'puentean la protección de seguridad (SGW)' exponiendo al taller al riesgo de asumir responsabilidades”, aseguran desde TEXA, para añadir que “con la seriedad y la responsabilidad que una gran empresa debe garantizar siempre a los clientes, hemos trabajado con las instituciones europeas y nacionales con el fin de obtener la máxima colaboración por parte de FCA para resolver el problema”.

En consecuencia, la compañía anuncia que, a través de los instrumentos TEXA, a partir de la próxima versión de su software IDC5, es ahora posible operar con total legalidad y seguridad incluso en los vehículos de última generación del Grupo FCA.

DoIP NODE TEXA

Por otro lado, TEXA dio a conocer en Autopromotec DoIP NODE, el adaptador multimarca desarrollado por el fabricante que permite realizar operaciones de diagnosis DoIP (Diagnosis Over Internet Protocol) a gran velocidad sobre nuevos vehículos que disponen de comunicación BUS Ethernet, una nueva arquitectura que los constructores están empezando a utilizar junto con la tradicional línea CAN-BUS.

El uso del DoIP NODE representa una gran ventaja para los talleres que ya disponen de un instrumento TEXA Navigator TXTs o Navigator NANO S, ya que sólo tendrá que integrar su funcionamiento usándolo siempre que el vehículo en el que esté trabajando lo requiera. De dimensiones reducidas (70 mm x 120 mm x 40 mm), se intercala entre la toma OBD tradicional y la interfaz Navigator TXTs o Navigator NANO S, e identifica de forma automática qué protocolo utiliza el vehículo.