El objetivo de estas medidas de Toyota es ayudar a reducir las emisiones globales y seguir aprovechando la tecnología disponible, teniendo en cuenta la cantidad de tiempo, dinero y recursos necesarios para desarrollar la movilidad sostenible.

En primer lugar, Toyota otorgará licencias libres de derechos sobre cerca de 24.000 patentes de la que es titular (incluidas algunas aplicaciones pendientes) de tecnologías relacionadas con la electrificación de vehículos. En segundo lugar, ofrecerá asistencia técnica gratuita a otros fabricantes que desarrollen y comercialicen vehículos electrificados cuando utilicen los motores eléctricos, baterías, PCU y ECU de control de Toyota, así como otras tecnologías de electrificación de vehículos como parte de sus sistemas de motorización.

Al otorgar patentes libres de derechos y ofrecer asistencia técnica para sus sistemas de electrificación de vehículos, Toyota espera contribuir a seguir fomentando el uso generalizado de los vehículos electrificados y, con ello, ayudar a las administraciones, los fabricantes y la sociedad en general a conseguir mejoras en el ámbito del cambio climático.

En concreto, las patentes incluidas corresponden a componentes de distintos sistemas, como motores eléctricos, unidades de control de la energía (PCU, Power Control Units) y controles de sistemas. Se trata de tecnologías esenciales que se pueden aplicar al desarrollo de varios tipos de vehículos electrificados, como los HEV, los vehículos híbridos enchufables (PHEV) y los vehículos eléctricos de pila de combustible (FCHEV).

En total, Toyota ofrecerá alrededor de 23.740 patentes, obtenidas durante más de 20 años de desarrollo de esta tecnología. El periodo de concesión comenzará de inmediato y se prolongará hasta el final de 2030. Para obtener un contrato de concesión, será preciso ponerse en contacto con Toyota para acordar las condiciones generales de la licencia.

Toyota ya ha ofrecido 5.680 patentes relacionadas con sus vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV) desde enero de 2015. Ahora, Toyota añade alrededor de 2.590 patentes del ámbito de los motores eléctricos, 2.020 patentes relativas a PCU, 7.550 patentes sobre controles de sistemas, 1.320 patentes de transejes de motor, 2.200 patentes sobre cargadores y 2.380 patentes sobre pilas de combustible (lo que eleva el total de patentes relacionadas con la pila de combustible a 8.060).

En cuanto a la asistencia técnica gratuita que ofrecerá Toyota, comprende la provisión de resúmenes de los sistemas de electrificación de vehículos, guías de control y explicaciones detalladas de guías de ajuste para los vehículos que vayan a usar sus sistemas. La orientación que ofrecerá Toyota, por ejemplo, incluye la ayuda prestada a otros fabricantes para que consigan un rendimiento de producto de máximo nivel en términos de eficiencia de combustible, potencia y funcionamiento silencioso de los vehículos en cuyo desarrollo trabajen. Los servicios se regularán mediante un contrato. Quienes estén interesados pueden solicitar más detalles.