Mayor flexibilidad, simplicidad y accesibilidad” son las premisas en las que ha trabajado Volkswagen a la hora de diseñar una batería de productos financieros para apoyar a sus clientes en la crisis del Covid-19. Así, la marca suma a su oferta tradicional la nueva modalidad de renting “Step Renting”, a través de la cual el cliente pagará sólo el 50% de la cuota durante los ocho primeros meses a partir de la primera mensualidad. Esta campaña es válida para los modelos Polo, Golf, Passat, Touran, T-Cross, T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y los eléctricos e-up! y e-Golf.

Para aquellos clientes que necesitan una mayor flexibilidad, Volkswagen lanza “Easy Renting”, una nueva fórmula que permite la cancelación del contrato a partir de los doce meses. Con una entrada inicial mínima, esta modalidad es aplicable para el modelo Golf VII.

Para Albert García, director de Marketing de Volkswagen en España, "era necesario dar una respuesta a este momento de excepcionalidad. Despejar las dudas del consumidor con nuevos productos que le den confianza. Debemos de ser muy sensibles con la situación actual. Los consumidores en este momento necesitan más flexibilidad que nunca. Con estas iniciativas queremos facilitar a nuestros clientes el acceso a un vehículo".

El renting permite al usuario olvidarse de los imprevistos y pagar una cuota, que incluye un amplio abanico de servicios, como el seguro y el mantenimiento. "En un momento como el actual el renting se postula como una fórmula muy atractiva, porque aporta certidumbre y tranquilidad al cliente, al tener todos los gastos en una única cuota", asegura el directivo.

Las operaciones de renting de Volkswagen a particulares, con la financiera de la marca, crecieron más de un 300% entre 2017 y 2019.