La marca Volkswagen Passenger Cars suspende gradualmente la producción en sus plantas europeas, lo que también afectará a las plantas de componentes del Grupo Volkswagen. Esta es la respuesta de la marca a la rápida disminución de la demanda en los mercados automotrices, así como al aumento de los riesgos relacionados con las cadenas de suministro de los proveedores.

Inicialmente, las instalaciones de producción en Wolfsburg, Emden, Dresden, Osnabrück, Zwickau, Bratislava (Eslovaquia), Pamplona (España) y Palmela (Portugal) se ven afectadas por la suspensión de producción, así como las plantas de componentes en Brunswick, Chemnitz, Hannover, Kassel, Salzgitter y Sitech.

Estas medidas se deben a la tasa acelerada de infección por coronavirus y las medidas resultantes tomadas por las autoridades. El constructor  espera que las fábricas permanezcan cerradas durante dos semanas. Para las plantas alemanas afectadas, las medidas deben aplicarse desde el final del turno tarde del 19 de marzo.

Para proteger a sus empleados, Volkswagen está implementando medidas adicionales para prevenir la propagación del coronavirus. Así, los comedores de la empresa, tiendas de autoservicio, cafeterías, bares, restaurantes y servicios de catering están cerrados. Como principio general, todas las reuniones se realizarán por Skype o víideo, y todos los eventos importantes han sido cancelados.

Además, se aplica protección especial a los empleados con riesgos especiales para la salud como resultado de afecciones preexistentes que afectan el corazón o los pulmones y a los empleados con sistemas inmunes debilitados, entre otros. Además, a los empleados que regresan a Alemania desde otros países después del 14 de marzo se les prohíbe, con efecto inmediato, ingresar a las plantas y otras instalaciones de Volkswagen AG durante el periodo de incubación de 14 días hábiles.

Para mantener la transmisión del virus lo más baja posible, se deben evitar en gran medida los contactos. Los gerentes y empleados deben revisar las posibilidades del teletrabajo. Las medidas también incluyen el cese de los viajes de negocios, para todas las plantas y también a otros países. Esto también se aplica a viajes entre ubicaciones. Los vuelos internos del transbordador entre ubicaciones ya se han detenido.

(Imagen: Volkswagen AG)