Todo apoyo imaginable representa actualmente una ayuda para las víctimas del horrendo terremoto sufrido en Nepal. Wulf Gaertner Autoparts AG decidió por eso de inmediato dar una donación para las aldeas infantiles del Estado de Himalaya. En esta campaña participan también los empleados del fabricante hamburgués.

 

Wulf Gaertner, fundador de la fábrica de recambios de automóvil que hoy opera en todo el mundo, vivió y trabajó en los años 50 en América del Sur. Desde entonces su empeño por las Aldeas Infantiles SOS.

La gerencia sigue cultivando esa idea y presta apoyo a las instituciones que ayudan a niños que la necesitan. "Para nosotros se sobrentiende que en vista del actual drama que atraviesa Nepal debemos seguir actuando con la idea de Wulf Gaertner, tratando de aliviar por lo menos un poco el sufrimiento", expresa Marita Schwartze, Directora de Personal y Miembro de la Junta Directiva de Wulf Gaertner Autoparts.

"Cada vez nos impresiona cómo nuestros empleados, como algo natural, participan en este tipo de campañas o en muchos casos incluso las inician". Desde el momento en que se supo del terremoto hay en la central de la empresa una caja de donaciones, en la que los empleados recolectan fondos que dentro de poco serán transferidos junto con la suma donada por la directiva.