ZF dará a conocer los primeros resultados de su estudio sobre las nuevas condiciones de la logística de suministro en el Congreso “Logística urbana del futuro”, que tendrá lugar el próximo 28 de septiembre en la feria IAA de Vehículos Comerciales de Hannóver (Alemania). En este informe, ZF habla de cómo se organizará el proceso de entrega al cliente en el futuro, analizando las tendencias sobre logística y transporte de aquí a diez años y respondiendo a las preguntas que pueden ser relevantes para los consumidores.

Elaborado por el Instituto Fraunhofer IML de Dortmund, a petición de ZF, el estudio muestra que el problema general es que los volúmenes de transporte, en particular a los clientes finales, aumenta constantemente. Al mismo tiempo, el comercio online y la entrega en el mismo día aumentan la presión del tiempo sobre la empresa de transporte. En este sentido, la industria debería ser capaz de aprovechar las nuevas tecnologías, como la digitalización y automatización, en los próximos diez años.

Sin embargo, los proveedores de servicios logísticos también se enfrentan a las crecientes exigencias en cuanto a la legislación medioambiental y a los cambios en la demografía. “Cuando hablamos del futuro de la logística, tenemos que centrarnos en la 'última milla'. Aquí es donde la mayoría de las innovaciones y nuevos conceptos logísticos marcan una diferencia real”, destaca el profesor Uwe Clausen, jefe de Fraunhofer IML, quien también se encarga de Estudio de ZF sobre el Futuro de 2016.

Por otro lado, el estudio crea escenarios sobre el impacto de las megatendencias clave, incluyendo la conducción autónoma, de la movilidad eléctrica y las redes de logística de suministro. La diversificación de los medios de transporte continuará como resultado de los vehículos eléctricos y de las regulaciones de emisiones cada vez más cada vez más estrictas.