El 9 de septiembre de 1915 Zahnradfabrik GmbH era inscrita en el Registro Mercantil de Tettnang. Con la misión de producir engranajes y transmisiones para aeronaves, automóviles y embarcaciones a motor, la joven compañía, con sede en Friedrichshafen (Alemania), comenzaba a ofrecer su tecnología a los fabricantes de automóviles. Hoy, 100 años después, ZF es uno de los principales proveedores mundiales del sector de la automoción, y sigue manteniendo la misma motivación que dio inicio a su actividad: desarrollar tecnologías fiables e innovadoras.

 

La conducción autónoma y la electromovilidad guían en la actualidad los desarrollos de la compañía. ZF TRW, la división de Tecnología para la seguridad activa y pasiva de ZF AG, tiene una posición única para ofrecer las funciones de conducción autónoma de la próxima década. Son pioneros en el diseño y desarrollo de funciones parcial o completamente automáticas para el vehículo que se activen en situaciones de emergencia. Sus avances en las áreas de electrónica, frenado y dirección tienen un único objetivo: la seguridad.
En honor a estos 100 años de actividad, el Grupo ha organizado celebraciones en todas sus filiales presentes alrededor del mundo. La fiesta más multitudinaria tuvo lugar en la Central de Friedrichshafen. Unos 1.500 invitados, procedentes de distintos lugares de todo el mundo, quisieron acompañar a la compañía en esta cita tan señalada.
ZF está presente en España y Portugal desde hace más de 60 años. Actualmente, da trabajo a una plantilla de 500 personas en sus 7 sedes repartidas por toda la geografía ibérica, pertenecientes a 4 compañías del grupo. Todos los empleados de una de ellas, ZF Services, junto con sus familiares, celebraron el centenario en la sede de Coslada (Madrid) el pasado día 19. El "Family Day" contó con más de 250 asistentes, que pudieron disfrutar de diferentes actividades organizadas para divertirse en familia y conmemorar tan señalada fecha.