ZF ha utilizado la feria CES 2019 como plataforma para presentar el último modelo de su superordenador para automóviles: la unidad de control central ZF ProAI RoboThink. Los cuatro modelos en la familia de productos ZF ProAI se pueden configurar para cualquier aplicación: desde una función ADAS básica hasta automóviles automatizados, vehículos comerciales y aplicaciones industriales.

Los clientes también pueden especificar la arquitectura del software especialmente para las aplicaciones de movilidad como servicio. A raíz del auge de los servicios, como la llamada de paseo, ZF también estrenó en el CES su propia pila de software para nuevos conceptos de movilidad. Esta pila, junto con el último ZF Pro AI y el conjunto completo de sensores de la compañía, representa un sistema integrado para vehículos sin conductor.

ZF ProAI RoboThink

La flexibilidad de ProAI de ZF convenció a NVIDIA para nombrar a ZF como uno de sus socios para el lanzamiento de su nuevo Piloto Automático NVIDIA DR2 de Level2+. Dado que la producción en serie del nuevo producto de ZF comienza en los próximos 12 meses, es la única supercomputadora con capacidad de AI de grado automotriz que puede cumplir con la línea de tiempo de NVIDIA para el lanzamiento de su DRIVE AutoPilot desde el principio.

Mayor potencia de procesamiento e inteligencia artificial son pre-requisitos importantes para las funciones de conducción autonóma a partir de nivel 4. Una unidad de control de alto rendimiento es esencial para analizar el entorno circundante en 360 grados mientras se supervisa el interior del vehículo y la posición de los ocupantes para mejorar la seguridad y el control. La ZF ProAI RoboThink, la última generación en esta familia de productos ZF ProAI, viene con su propio procesador gráfico, ofrece un rendimiento de procesamiento total de más de 150 teraOPS (el equivalente a 150.000 millones de operaciones de cálculo por segundo) y se puede combinar de manera modular con un máximo de cuatro unidades, alcanzando un rendimiento total de 600 teraOPS.

Con cuatro modelos, ZF puede abarcar prácticamente toda la gama de escenarios de aplicaciones y casos de usuario posibles. El ZF ProAI Gen1 es un modelo básico económico que cumple con todas las normas NCAP 2022, mientras que el ZF ProAI Gen2 tiene un potencial de procesamiento suficiente para permitir una conducción de nivel 2 parcial y altamente automatizada y una conducción de nivel 3.

El siguiente escalón, el ZF ProAI Gen3, ofrece amplia modularidad y puede combinar varios chips hasta en tres placas de circuitos. Este producto podría aportar la potencia de procesamiento suficiente para procesar en tiempo real los datos requeridos para conducción automatizada hasta nivel 4. El último modelo, el ZF ProAI RoboThink, con su capacidad escalable y su procesador gráfico propio, es la solución de alta gama más potente para aplicaciones de autoconducción a partir de nivel 4.