El revestimiento del techo de un vehículo es la tela o material de fieltro que recubre el interior de la zona superior, que proporciona aislamiento, protección y mejoras visuales de la misma manera que lo hacen los paneles de las puertas o la moqueta. Si el techo comienza a ceder o simplemente ha que reemplazar toda la tela, se debe utilizar el pegamento adecuado, según destaca Loctite en su Blog Ruta 401, desde donde recomienda el uso de un adhesivo spray para tal efecto.

Este tipo de adhesivos incluyen etiquetas que facilitan su identificación como aplicaciones para el interior de los vehículos. Debe ser compatible con vinilo y tela, y ser capaz de soportar el calor y el frío que se ejecuta al ser aplicado al revestimiento interior del techo de un vehículo. Además de elástomeros y gomas, tienen que incluir otros materiales sintéticos que eleven su capacidad de adhesión inmediata y, sobre todo, su resistencia térmica continua.

Loctite recomienda utilizar un aerosol específicamente diseñado que indique su capacidad para soportar las inclemencias meteorológicas. En este sentido, el adhesivo Teroson VR 5000, de contacto de estireno-butadieno (SBR) en aerosol, para la adhesión de piezas en la carrocería de vehículos. Es un producto sensible a la presión, de uso general y de alta adhesión instantánea. Además dispone de una boquilla aplicadora, que permite aplicar perfiles planos evitando el desperdicio de material y con tres niveles de flujo de producto según la porosidad de los revestimientos a adherir.