El departamento de motos de Continental trabaja en diversas tecnologías de seguridad, inteligencia y movilidad eficiente que responden a la campaña global de la compañía por la seguridad denominada “Visión Zero”, con la que se busca el objetivo de cero muertes, cero lesiones y cero accidentes en la carretera.

Una de estas tecnologías es el sistema ABS para motos. Continental puso en circulación su primer sistema de ABS en motos en el año 2006 y, desde entonces, la marca sigue investigando para mejorar este sistema e indagar en soluciones aún más avanzadas.

Para ello, Continental ha dado un paso más en el desarrollo del ABS inteligente, que actúa en tres pasos: frenada combinada en las dos ruedas, reconocimiento de la intención de frenar, activación de una presión adecuada al freno trasero y decisión en el reparto de la frenada, así como en las presiones en los dos ejes para prevenir de manera dinámica una frenada segura en la menor distancia posible.

Asimismo, este sistema integral añade una función optimizada del ABS en curva, por el que adapta su funcionamiento dependiendo de la velocidad, las inercias y el ángulo de inclinación de cada momento. Esta comprobación de datos se realiza unas 100 veces por segundo.

Este sistema ABS inteligente de Continental presenta los siguientes beneficios: antibloqueo de frenos combinado con un reparto de frenada controlado y optimizado en los dos ejes para una frenada más eficaz, detección de la elevación de la rueda trasera en frenadas fuertes y ayuda en la función de arranque en pendiente.