Ring, empresa del grupo Osram, ofrece un porfolio de productos para el cuidado de los neumáticos. Se puede elegir entre el compresor analógico compacto RTC200, para un uso sencillo e intuitivo, o el digital RTC400, que además cuenta con luz para casos de emergencia. Si en cambio el vehículo es un 4x4, el RAC700 es la opción adecuada.

Ring dispone también de un kit de emergencia para neumáticos. El 50% coches de la Unión Europea se suministran con un kit para reparar pinchazos. Solo algunos proveedores cumplen los estándares de equipo original, como es el caso del kit de Ring que incluye sellador reparador. Un neumático reparado puede funcionar más de 200 kilómetros y no perderá aire durante al menos 24 horas.

El tren de rodaje es el primer elemento de seguridad de un vehículo ya que permite un buen agarre al suelo. Aunque los sensores de neumáticos TPMS equipados en los vehículos modernos, avisan de un incorrecto hinchado de los neumáticos, desde Ring recomiendan comprobar regularmente la presión de los neumáticos. Circular con unos neumáticos con la presión adecuada mejora la conducción, consiguiendo que ésta sea segura en caso de frenado o la calzada se encuentre mojada.

Un hinchado correcto evita, además, el desgaste irregular de los neumáticos previniendo accidentes. Conducir con la presión adecuada también reduce el consumo debido a que los vehículos se adhieren correctamente al firme de la carretera. Y un menor consumo redunda en menores emisiones a la atmósfera, a un cuidado del medio ambiente.

Según una encuesta realizada en 2019 citada por la empresa, el 20% de los conductores dice que nunca revisa su presión y el 46% admite hacerlo de manera irregular. Muy pocos conductores examinan la presión una vez al mes según se recomienda. Los pinchazos de ruedas son la causa principal de las llamadas a la grúa. “Gracias a los compresores de Ring, puede anticiparse y reaccionar antes”, destacan sus responsables. Entre las ventajas de un compresor autónomo se encuentra que puede comprobar en todo momento la presión de los neumáticos y corregirla si es necesario antes de salir de vacaciones, viajar por negocios o trasladar una carga significativa.

También permiten, según la empresa, ser más autónomo, evitando depender de terceros o encontrar una gasolinera donde medir la presión, arriesgándose a medidores que no siempre son precisos o pueden estar defectuosos.