Tanto los vehículos eléctricos híbridos (HEV), como los vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV), tienen una batería de alta tensión de hasta 280 voltios capaz de suministrar suficiente corriente como para electrocutarnos si no tomamos precauciones. Así lo destacan desde el Blog de Iberisa, en el que se pretende enseñar cómo trabajar con seguridad en este tipo de vehículos.

El lado de corriente alterna del circuito sólo está activo cuando el motor eléctrico está encendido, de forma que lo primero que hay que hacer es asegurarse de tener el vehículo totalmente apagado, quitando la llave de encendido y dejarla a una distancia segura de unos tres metros (as llaves inteligentes actuales pueden tener el vehículo listo para arrancar si están conectadas e incluso si se llevan en el bolsillo).

A continuación, habrá que usar el manual de servicio específico de fábrica para realizar los procedimientos de reparación de forma correcta. El primer paso es desconectar la batería de bajo voltaje quitando la abrazadera negativa de la batería (conectada a tierra). No hay que quitar la abrazadera positiva, ya que podría encender una chispa de alto amperaje.

Trabajar cerca de la batería es una operación de bajo riesgo si se siguen los procedimientos adecuados y se utilizan guantes aislados clase o con capacidad de 1.000 voltios. Cada vez que se usen podemos realizar una prueba para ver si están en buen estado: inflarlo y comprobar que no tienen fugas de aire por ningún orificio. Después, retirar cualquier panel sobre la batería de alto voltaje, con los guantes puestos, y quitar el conector de servicio.

Por ejemplo, un Toyota Prius PHEV tiene tres paquetes de baterías, de ahí que tenga tres conectores de servicio. Un paquete de baterías hace las funciones de híbrido y captura la energía del frenado mientras que las otras dos hacen la función de vehículo eléctrico de corta distancia. Otros modelos híbridos sólo tienen un simple conector oculto a vista, para desactivar la batería y hacer que se pueda trabajar de forma segura.

Una vez se termina la reparación, habrá que colocarse los guantes para enchufar de nuevo el conector de servicio en su enchufe. Hay que asegurarse de que el enchufe está correctamente asentado y con el bloqueo bien puesto. Se colocarán de nuevo los paneles y la batería de 12 voltios.

Deshabilitar la batería es el primer paso para trabajar con cualquier híbrido o eléctrico. Mientras que el voltaje total de la batería va desde 144 hasta casi 300 voltios de corriente continua, los fabricantes de baterías han diseñado este sencillo sistema para desactivar de una forma simple los contactos y trabajar o extraer el paquete de forma segura.

El paquete de baterías está formado por una serie de celdas individuales. En algún lugar cerca del centro eléctrico de esta cadena hay un interruptor de servicio o un enchufe extraíble. Al abrir esta conexión, se rompe el circuito, por lo que no hay voltaje en la conexión principal del paquete. Independientemente, hay que tomar las precauciones normales cuando se trabaja cerca de cualquier dispositivo eléctrico con este potencial.