Istobal, la empresa española especializada en soluciones de lavado para la automoción, ha desarrollada un novedoso cepillo lava-ruedas que alcanza todas las ranuras de las llantas y consigue una limpieza óptima a diferencia de los cepillos tradicionales.

La firma valenciana ha solicitado ya la patente de esta nueva innovación que se sumaría a las 31 que tiene registradas entre sus diseños, y será presentada en Frankfurt del 13 al 17 de septiembre durante el certamen Automechanika.

El nuevo lava-ruedas consta de una corona exterior y un cepillo central que se encargan de limpiar las zonas más planas de la ruedas. Per, además, incorpora ocho cepillos satélite distribuidos en dos círculos concéntricos que penetran en las distintas ranuras de las llantas para conseguir una limpieza óptima en estas zonas.

A diferencia de los convencionales, el nuevo lava-ruedas de Istobal incorpora además un novedoso mecanismo para lograr una mejor limpieza. Consiste en un eje central que gira el cepillo del centro y la corona exterior y añade además un disco que permite girar libremente los ocho cepillos más pequeños.

Cuando se acciona el mecanismo y mientras no exista ningún contacto, el cepillo se comporta como en un lava-ruedas tradicional. En cambio, cuando los cepillos interiores detectan fricción, un sistema mecánico promueve el giro independiente de cada uno de los ocho cepillos y una disminución de la presión que consigue que los ocho cepillos alcancen todas las ranuras de la llanta.

El nuevo cepillo lava-ruedas de Istobal es fácilmente adaptable a cualquier máquina de lavado porque no necesita ningún mecanismo adicional.