En Europa, la primavera es sinónimo de reparaciones de los equipos de aire acondicionado y de un alto nivel de movimiento en los talleres. No obstante, ¿cuál es la tendencia en la industria del A/A? Michael Ingvardsen, presidente de MAC Partners y Technical Training Manager de Nissens Automotive, explica cuáles son los aspectos clave que dominan el sector este año.

“Dos cuestiones principales centran el debate en el sector después de haber estado presentes en el orden del día durante varios años: los refrigerantes y la electricidad. Ambos son temas que están sobre la mesa del sector y que tendrán un impacto en el futuro”, indica el experto. “Ahora que la energía y el medio ambiente cobran cada vez mayor importancia, la electricidad se ha convertido por defecto en uno de los aspectos más importantes de la automoción, un sector en el cual los vehículos eléctricos han ganado el suficiente terreno como para ser uno de sus principales protagonistas. Asimismo, los refrigerantes del sistema de A/A también han sido durante mucho tiempo uno de los aspectos principales a tener en cuenta, causando daños medioambientales cuando el Potencial de Calentamiento Global (PCG) ha sido excesivamente alto”.

Sustitución del antiguo refrigerante (R134a)

"La sustitución se remonta al año 2006, cuando la UE decidió que este refrigerante se reemplazara por uno con un menor PCG (el estándar internacional que mide el nivel de peligrosidad de los gases para la degradación de la capa de ozono en la atmósfera). La legislación medioambiental estipuló que los fabricantes de vehículos utilizaran, a partir del 1 de enero de 2017, un nuevo refrigerante (R1234yf ) para productos de climatización y que adaptaran todos los sistemas de climatización al R1234yf. Ya en 2009/2011 se esperaba que otro refrigerante sustituyera a los anteriores, aunque por aquel entonces todavía no había aparecido ningún nuevo refrigerante en el mercado. A consecuencia de ello surgieron problemas como la falta de refrigerante y las subidas de los precios que, a día de hoy, todavía afectan al sector. Cuando los precios suben, se suelen producir importaciones paralelas que abren la puerta a la importación ilegal de R134a o R134a de mala calidad. Técnicamente hablando, es un problema grave cuando el sistema de A/A funciona con refrigerantes de baja calidad o cuando se mezclan varios tipos de refrigerantes".

El problema de mezclar refrigerantes

"Cuando se mezclan los refrigerantes, es importante que interactúen de manera parecida con los componentes del A/A, es decir, el aceite, las junta tóricas, etc. Los refrigerantes suelen depender de las temperaturas y si las temperaturas son muy altas, el refrigerante desgasta los pistones y el condensador, e interactúan de manera incorrecta con el aceite, el refrigerante no transporta el aceite de manera correcta a través del sistema, no se mezcla correctamente con el aceite y se acumula en pequeños recobecos del sistema, causando problemas graves en, especialmente, el condensador y el evaporador. Para que el sistema funcione correctamente deberá asegurarse de que el refrigerante, el aceite y los componentes del A/A sean compatibles".

Más problemas relacionados con la sustitución gradual

"La UE está esforzándose para aprobar más refrigerantes compatibles con el nuevo refrigerante R1234yf y con los sistemas de CO2. Actualmente se están probando más de 500 refrigerantes en todo el mundo, lo que indica que se está trabajando para encontrar una solución. En estos momentos, no obstante, no existen planes para la readaptación del sistema de A/A a fin de que R1234yf pueda sustituir a R134a. Ese es otro debate que tenemos pendiente. R1234yf es un poco inflamable y funciona a una presión y unas temperaturas ligeramente más altas que R134a. Si obviamos este factor e introducimos R1234yf en un sistema que no ha sido desarrollado para este refrigerante, no tendremos garantía alguna de que, si el vehículo se incendiara, la responsabilidad no recayera sobre el fabricante del vehículo. Mientras los vehículos circulen con R134a, nos arriesgamos a que se acabe el refrigerante porque cada vez se importa menos, y ello fomenta la creatividad entre la gente del sector. Esta es la razón por la cual necesitamos nuevas regulaciones, así como un plan para readaptar los vehículos a fin de que puedan pasar de utilizar el refrigerante R134a a usar R1234yf".

Heat Pump System Nissens

Refrigerantes en el ámbito de los vehículos eléctricos

"El sector de los vehículos eléctricos es, sin duda, uno de los temas centrales de debate. A pesar de que cada día se fabrican más vehículos eléctricos, hay muchas incertidumbres al respecto. Desde una perspectiva medioambiental, ciertamente hay ventajas en el vehículo eléctrico o híbrido, aunque los nuevos informes que están apareciendo apuntan en direcciones diferentes. El vehículo eléctrico está limitado por la vida útil de su batería y sólo funciona correctamente a las temperaturas adecuadas. Si la temperatura no es la ideal, el nivel de la batería baja; eso significa que si el sistema de A/A no funciona, la distancia que el vehículo puede recorrer se reduce. En la actualidad ha aparecido una mayor masa crítica de consumidores que vigilan atentamente el nivel de la batería y que se muestran escépticos cuando el nivel varía demasiado. Al mismo tiempo, el sistema de la bomba de calor que se emplea en los vehículos eléctricos es un mecanismo completamente diferente que exige un manejo y un servicio diferentes. Esto continúa siendo un reto que debe resolverse en concordancia con el incremento en el número de vehículos eléctricos e híbridos".

Diferencias entre un sistema de la bomba de calor y un sistema de A/A habitual

"La bomba de calor es un sistema diferente, caracterizado por otro tipo de mecánica a la que en Nissens estamos acostumbrados. En un vehículo eléctrico, el A/A se utiliza tanto para calentar como para enfriar; pero si no funciona correctamente, los productos acoplados al sistema se resienten. Si entra suciedad en el condensador, será imposible que se produzca un flujo correcto. Asimismo, hay un condensador interno en el sistema de la bomba de calor, por lo que siempre que se produzca algún problema, el usuario correrá el riesgo de tener que reemplazar dos condensadores. De lo contrario, existirá el peligro de que se produzca una avería en el compresor. Debido a las dificultades técnicas, también es especialmente necesario ofrecer un programa de formación exhaustiva sobre el sistema".

Por otro lado, Michael Ingvardsen destaca que los productos químicos y los vehículos que funcionan con hidrógeno son otro de los temas candentes. “Muchos predicen que los vehículos que funcionan con hidrógeno serán la nueva moda. No obstante, existen muchas opiniones diferentes acerca de cuánto CO2 emiten. Como los refrigerantes, los productos químicos, los aceites y los aditivos son siempre temas candentes, y especialmente la calidad es una de las cuestiones centrales en estos momentos”.