Bosch Automotive Aftermarket lanza, durante el mes de septiembre, una nueva campaña centrada en su software de taller ESI[tronic] SD/SIS dirigida a los talleres multimarca y que finalizará el 15 de diciembre de 2019. Aquellos talleres que contraten un ESI[tronic] SD/SIS por un periodo de 3 años, recibirán de manera completamente gratuita un equipo de diagnosis KTS 560 de última generación. La campaña, que no es acumulable a otras ofertas ni descuentos adicionales, está limitada a los 300 primeros pedidos recibidos. Adicionalmente, los talleres que accedan a la oferta, podrán optar por el modelo superior, el KTS 590 con osciloscopio, por un suplemento adicional de 500 euros.

Detrás del software de taller ESI[tronic] de Bosch hay más de 30 años de experiencia en diagnosis y una actualización continua de los datos de 90.000 diferentes modelos de vehículos pertenecientes a 150 marcas. La actual versión del ESI[tronic] ofrece a los talleres un paquete completo para la reparación eficiente y profesional de casi todos los vehículos del mercado europeo. Además, contiene instrucciones de reparación paso a paso, completos y sencillos esquemas y diagramas eléctricos, así como ubicación de los componentes y codificación en la sustitución.

Con el KTS 560 y 590, la última generación de equipos de diagnosis, Bosch ayuda a los talleres independientes multimarca en las tareas de servicio y reparación de los más modernos sistemas que equipan los vehículos. Los actuales equipos KTS 560/590 cuentan con una interfaz PassThru mejorada, que brinda al taller el acceso a los datos de reparación de los portales de los fabricantes de vehículos. Esto permite que los talleres independientes puedan realizar el mantenimiento de los últimos modelos de vehículos y reprogramar unidades de control sin tener que enviar a sus clientes a los talleres autorizados a realizar dichas tareas. Además, ambos equipos incluyen la nueva interfaz de diagnosis basada en Ethernet DoIP, ‘Diagnostics over Internet Protocol’. Permite tasas de transferencia de datos mucho más altas, lo que es particularmente importante teniendo en cuenta el aumento de los volúmenes de datos necesarios, por ejemplo, por parte de los sistemas de asistencia al conductor. Para diagnosis completas o la reprogramación de unidades de control, es necesaria una interfaz Ethernet como la que está incluida en la última generación KTS de Bosch.

Desde septiembre de 2020, todos los nuevos modelos de vehículos en Europa deben contar con un acceso seguro de diagnosis. Para ello, los fabricantes de vehículos han desarrollado portales de seguridad, que limitan el acceso al sistema electrónico del vehículo a través de una toma OBD. El software de diagnosis ESI[tronic] de Bosch y los testers de diagnosis KTS de última generación, entre los que se encuentran el KTS 560 y el KTS 590, ya están preparados para poder realizar un diagnóstico completo del vehículo.