Osram ofrece una solución para purificar el aire en el interior del vehículo, donde las bacterias, los virus y los alérgenos están siempre presentes. El AirZing Mini, con el tamaño de una manzana, se alimenta mediante una conexión USB (incluido en el embalaje). Con sólo 25 decibelios, funciona de forma silenciosa y aspira el aire del vehículo de forma continua.

El aire pasa por un filtro de óxido de titanio, que es irradiado por diodos emisores de luz UV-A. En el proceso, puede eliminar hasta el 99% de los virus y bacterias dañinos del coche y liberar aire purificado e ionizado a través de la parte superior del dispositivo. También puede eliminar hasta el 90% del formaldehído, los TVOC (compuestos orgánicos volátiles totales) y los olores. Todo el aire del vehículo se filtra y se limpia en unos 30 minutos.

Osram AirZing Mini purificador aire 2

Su cubierta negra hace que se integre en el interior del vehículo convirtiéndolo en parte del mismo. Mediante un adaptador magnético con un clip, el AirZing Mini puede fijarse a las rejillas de ventilación del vehículo.

En cuanto se enciende el diodo azul de la parte superior del aparato, éste empieza a limpiar el aire. A diferencia de los purificadores de aire con filtros HEPA o de carbono, el filtro de óxido de titanio del AirZing Mini no necesita ser reemplazado para su limpieza, sólo debe ser retirado a intervalos regulares, lavado con agua corriente y secado.

"A diferencia de otros ambientadores similares, los olores no son simplemente enmascarados, sino que el aire ambiente se limpia eficazmente", destacan desde Osram. Así, las bacterias y los virus invisibles se reducen y ya no se propagan en el vehículo a través del sistema de ventilación.