Rodcraft ha introducido una nueva gama de gatos hidráulicos para el mercado de servicio de vehículos pesados, que incorpora un innovador sistema hidráulico de aire para una alta durabilidad y facilidad de uso. Los nuevos ATJ30-2, ATJ50-3 y ATJ80-2 están destinados para aplicaciones de mantenimiento de camiones y autobuses.

Los gatos hidráulicos Rodcraft tienen una capacidad de elevación rápida y alta de hasta 80 toneladas para los ejes gracias a una bomba neumática de alta presión controlada desde el mango. Pueden elevar hasta 409 mm. para el modelo 30T, 472 mm. para el modelo 50T, y 463 mm, para el modelo 80T. Tienen una base grande que proporciona una mayor estabilidad y se puede transportar fácilmente gracias a una manija de transporte en el cilindro y grandes ruedas en el centro.

Se suman a estas prestaciones un joystick y una entrada giratoria, mientras que el manillar largo y el panel de control en el extremo de la empuñadura permiten que el gato sea empujado muy lejos bajo el vehículo. Por su parte, la velocidad de descenso de los nuevos gatos hidráulicos se controla a través de una válvula automática con sensor de presión. El pistón hidráulico está protegido con un sellado anti-polvo, lo que aumenta la fiabilidad en entornos de taller y mejora la vida útil de las herramientas.

“Estamos aumentando continuamente nuestra oferta de equipos de taller para satisfacer mejor las expectativas de los clientes en el segmento de vehículos pesados”, señala Clement Baylion, Product Marketing Manager, Rodcraft. “Este lanzamiento de gatos hidráulicos de aire sigue a la reciente introducción de nuestras nuevas carretillas para aplicaciones de camiones y autobuses, y son una valiosa aportación a nuestro portafolio, brindando más comodidad y flexibilidad a los usuarios en todas las aplicaciones de servicio y mantenimiento”.