Desde RPL Automotive Parts indican que la función de los filtros deshidratadores es cambiar a líquido lo que no está condensado, retener la humedad en el sistema de refrigeración y filtrar las impurezas generadas por el compresor.

Siempre que se abra el circuito y se exponga al aire, se debe reemplazar el filtro, ya que ha absorbido humedad del exterior y, de esta manera, puede saturarse y permitir que la humedad circule por el sistema, dañando inevitablemente otros componentes del sistema.

“El Departamento de Garantía de RPL Automotive Parts recibe muchos compresores completamente contaminados por la falta de eficiencia del filtro. En estas situaciones no hay nada más que hacer que cambiar el compresor, filtro, condensador y limpiar el circuito, lo que conlleva costosas reparaciones”, informan desde la empresa.

Entonces, “¿cuándo se debería cambiar el filtro?”, se preguntan desde RPL Automotive Parts. Aunque no existe una periodicidad definida, se deben considerar las siguientes situaciones: limpieza de circuitos, mantenimiento del sistema, fallo de sistema y reemplazo del compresor o condensador.