Durante la jornada celebrada en Madrid coincidiendo con el segundo aniversario del lanzamiento del etiquetado europeo, se aportaron datos sobre la influencia de la etiqueta energética en la decisión de compra. Según un estudio, 2 de cada 3 compradores europeos utilizaron los datos de la etiqueta para tomar la decisión de compra; un 52% de ellos primaron la seguridad (agarre en mojado), mientras que el 47% se fijaron en la eficiencia (resistencia a la rodadura) y el 41% en el ruido.

 

Del mismo modo, se comprobó que el 72% de los fabricantes cumplen con sus obligaciones en torno a la etiqueta. Por segmento de mercado, lo hacen el 100% de los proveedores de marcas premium, el 80% de los de cubiertas de gama media y sólo el 64% de los que fabrican neumáticos "budget".