En julio se vendieron 156.910 turismos y todoterrenos de ocasión (VO) en España, lo que supone un incremento del 15,39% sobre el mismo mes del año anterior. El aumento de ventas de las unidades de segunda mano se ha concentrado nuevamente en los vehículos más antiguos, que siguen dominando el mercado.

Así, el 61,48% de las transferencias de VO realizadas en julio -96.471- superaron los 10 años, incrementando sus ventas un 21% respecto al mismo mes de 2016, seis puntos por encima de la media del mercado (15,39%). Sin embargo, sigue despuntando la venta de las unidades más nuevas, de menos de 5 años, que en julio sumaron 35.594 (un 23,42% más que en julio de 2016) y continúa el descenso de los VO de 5 a 10 años, 24.845 unidades, con una caída del 9,37%.

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) apunta dos elementos sobre el mercado de ocasión de turismos que se están consolidando en lo que va de año: por un lado, las ventas aumentan por encima de lo pronosticado a principios de año y, por otro, los vehículos más antiguos ganan peso.

Respecto a lo primero, entre enero y julio se han vendido 1.087.546 vehículos en el mercado de segunda mano de turismo y 4X4, un 11,32% más que en el mismo periodo del pasado año. Ancove consideró en enero que en el conjunto del año, las ventas del mercado de VO aumentarían un 6%, por lo que se constata que está teniendo un mejor comportamiento del esperado.

Sobre la antigüedad, Ancove resalta que el mercado está sustentado por las unidades más viejas. Entre enero y julio, se transfirieron 644.853 VO con más de diez años, un crecimiento del 16,83% respecto al mismo periodo de 2016 (frente al 11,32% de media del mercado) y ya suma el 59,3% del total del mercado de segunda mano, frente al 56,5% del mismo periodo del pasado año, casi tres puntos porcentuales más.

La asociación de comerciantes recuerda que las unidades más viejas suelen ser vendidas principalmente por particulares. En julio, el 64,89% de los vehículos de más de 10 años son registrados en la DGT como transacciones entre particulares, frente al 34,11% que se canaliza a través de empresas o RAC.

Ancove alerta sobre el riesgo que implica el mercado paralelo de los particulares, fuera de los canales legales de los comerciantes, pues en la mayoría de los casos, las ventas son realizadas por seudo profesionales que se dedican a la reventa de turismos que, a diferencia de los vehículos vendidos por los comerciantes, carecen de garantía legal. Además, estos seudo profesionales incumplen las obligaciones legales y fiscales a las que están sometidos los comerciantes de vehículos.