En diciembre de 2017, las matriculaciones de automóviles en la Unión Europea cayeron un 4,9%, hasta alcanzar un total de 1.088.498 unidades, motivado principalmente por el hecho de que en diciembre tuvo un día hábil menos en 2017 que en el año anterior, según el balance de ACEA.

Casi todos los principales mercados de la UE se contrajeron, a excepción del español ( 6,2%), mientras que el mercado de automóviles del Reino Unido registró su noveno mes consecutivo de declive, con registros que cayeron un 14,4% en diciembre.

En cuanto a los datos globales de 2017, la patronal indica que la demanda europea de coches creció un 3,4% por cuarto año consecutivo, alcanzando más de 15 millones de turismos nuevos matriculados por primera vez desde 2007.

Entre los cinco grandes mercados, Italia ( 7,9%) y España ( 7,7%) registraron las mayores ganancias, seguidos de Francia ( 4,7%) y Alemania ( 2,7%). Por el contrario, la demanda del último año para los coches en el Reino Unido se redujo un 5,7% por primera vez en seis años.

Destaca también el buen comportamiento de los nuevos estados miembros de la UE, donde los registros se incrementaron en un 12,8% durante el año 2017.