La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) pronostica que este año el mercado de Vehículos de Ocasión tendrá un crecimiento del 8,5% y rondará los 2,48 millones de unidades sumando turismos-4×4 y los vehículos comerciales ligeros (LCV). Respecto al tipo de vehículos, los turismos y crossover tendrán un mejor comportamiento, con un incremento cercano al 9% respecto a 2017, lo que supondrán unos 2,14 millones de coches. Por su parte, los vehículos comerciales ligeros aumentarán sus ventas un 6,5% hasta completar las 335.000 furgonetas.

Un año más, el mercado de vehículos de segunda mano estará claramente fracturado en dos negocios bien diferenciados: por un lado, los vehículos de menos de diez años, mayoritariamente en manos de comerciantes profesionales y, por otro, los que superan esa edad, donde los particulares, “en su mayoría seudoprofesionales que se hacen pasar por falsos particulares según Ancove”, controlan un porcentaje muy alto de las ventas.

De acuerdo a las previsiones que maneja la asociación, el 57,85% de los vehículos de segunda mano que se vendan durante este año superarán los diez años de antigüedad, cerca de 1,45 millones de unidades. Más preocupante es, en opinión de Ancove, el peso en los LCV, pues el 64% de las ventas previstas de estos vehículos profesionales para este año superarán los diez años, unas 215.000 derivadas.

En conjunto, las transferencias previstas de vehículos (turismos-4×4 y LCV) de más de 10 años crecerán un 5,1% este año, lo que supone una moderación respecto al conjunto del mercado. El crecimiento se concentrará en los vehículos más jóvenes: entre 0-3 años se prevé un incremento del 17% (475.000 vehículos), por el fuerte tirón de los KM 0 que, en opinión de Ancove, seguirán pesando mucho en el mercado, y los procedentes de las empresas alquiladoras. Por su parte, los de 3-5 añoscrecerán un 32%, hasta los 215.000 vehículos, procedentes en una gran parte de las operadoras de renting que han registrados fuertes crecimientos desde 2014.

En cuanto a los vehículos de 6 a 10 años, en su mayoría procedentes de las aportaciones de los particulares a cambio de la compra de un vehículo nuevo, seguirán más flojos. Se prevé un descenso del 2% respecto a las ventas del año 2017, con unos 350.000 vehículos entre turismos-4×4 y LCV

“La falta de control en el mercado de particulares, intermediado mayoritariamente por seudoprofesionales que se hacen pasar por particulares para no dar garantías y no pagar impuestos, desvirtúa el mercado de VO y, muy especialmente, supone un aumento de riesgo. Estos coches no suelen pasar revisiones, incluso hemos detectado que muchos de ellos no tienen ni la ITV en regla, agravando la seguridad vial en las carreteras y ciudades españolas. Además, son unidades muy contaminantes”, declara Elías Iglesias, presidente de Ancove, que reitera la solicitud de abordar un plan integral que suponga la retirada de las unidades más viejas para rejuvenecer el parque automovilístico español, uno de los más viejos de Europa, junto con Grecia.