Durante el presente año, el Grupo Bosch celebra el 125 aniversario de su creación y el 150 cumpleaños de su fundador, Robert Bosch. El 15 de noviembre de 1.886 el joven Bosch abría en Stuttgart su taller de mecánica de precisión y electrotecnia, sentando las bases de la empresa de tecnología y servicios que se conoce hoy en día.

El pionero tecnológico, nacido el 23 de septiembre de 1.861 en Albeck, una pequeña localidad alemana cercana a Ulm, condujo su empresa hacia el éxito internacional.En la actualidad, el Grupo Bosch tiene presencia en más de 300 filiales y sociedades regionales en más de 60 países y cuenta con una plantilla que supera las 280.000 personas en todo el mundo. No en vano, su red internacional de socios comerciales en 150 países asegura la presencia de sus productos y servicios en los mercados más importantes.

“También nuestros clientes y usuarios de productos Bosch han escrito con nosotros la historia de éxitos”, se congratula Franz Fehrenbach, presidente de la alta gerencia, al tiempo que Hermann Scholl, presidente del consejo de vigilancia confiesa que “muchas de nuestras tecnologías pioneras se han creado a través de la estrecha colaboración que mantenemos con nuestros clientes”. Sin duda, el año 2.011 está marcado bajo el signo del doble aniversario del grupo, mediante numerosas actividades que se celebrarán en todo el planeta. Como punto de partida, se encuentra disponible en internet una página interactiva (www.125.bosch.com) que invita a navegar y participar. Se trata del “globo Bosch”, un mundo multimedia en el que los visitantes pueden realizar un viaje en el tiempo y descubrir tanto la historia de la compañía como las nuevas tecnologías del presente.

 

Preparados para el futuro

Gracias a su registro anual de cerca de 3.800 patentes e inversiones superiores a los 3.500 millones de euros en I D, el Grupo Bosch mantiene su línea innovadora y crea las condiciones necesarias para un mayor crecimiento sostenible. Fiel a sus principios estratégicos, ofrece además “innovación para tu vida”, a través de los productos de sus tres áreas empresariales: técnica de automoción, técnica industrial y bienes de consumo, seguridad y comunicación.
Esto permite que la empresa sea uno de los líderes mundiales en la fabricación de sistemas de inyección para motores diésel y gasolina, así como sistemas de seguridad (ABS o ESP). Asimismo, Bosch es uno de los mayores proveedores de herramientas eléctricas, termotecnia y electrodomésticos.
Bosch invierte a largo plazo en mercados con futuro, como son las energías renovables y la movilidad eléctrica: casi el 50 % del presupuesto anual en I D se destina exclusivamente para crear productos que ayuden a ahorrar energía y recursos naturales. Al mismo tiempo, la empresa viene desarrollando, desde hace décadas, innovaciones técnicas que permiten ahorrar mucha energía en la vida cotidiana.

Innovación y calidad

Por otra parte, recordar que Bosch fue uno de los impulsores que convirtieron el automóvil en un medio de transporte masivo desde sus inicios y durante todo el siglo XX. El programa de productos se fue ampliando paso a paso: ya en 1.913 introdujo la llamada ‘Luz Bosch', un sistema de iluminación con un suministro propio de energía a través del generador y la batería. Después llegaron otras innovaciones, como el motor eléctrico de arranque, la bocina, los limpiaparabrisas, los servofrenos y las luces intermitentes. Mediante estos productos, Bosch mejoró la capacidad de los automóviles de aquellos tiempos y contribuyó de forma decisiva a un mayor confort y seguridad vial.
Con la creación de los talleres de servicio, a partir de 1.921, estableció una oferta de reparaciones para sus clientes y creó la base de negocio comercial global de equipamiento para automóviles. Seguidamente, con el sistema de inyección para motores de gasolina, que Bosch introdujo por primera vez en el vehículo Gutbrod Superior (1.951), equipado con un motor de dos tiempos, se pusieron los fundamentos para el desarrollo de los modernos motores de gasolina, con una mayor potencia, menor consumo y reducción de las emisiones.
También en el área de equipamientos eléctricos para vehículos la firma siguió ampliando continuamente su catálogo de productos. Los semiconductores pasaron a ser, desde la segunda mitad del s.XX, en los componentes centrales de los nuevos sistemas electrónicos. En 1.958 se emplearon, por primera vez, componentes electrónicos de fabricación propia en los reguladores electrónicos. A partir de 1.967 Bosch fabricó en grandes series el sistema Jetronic, el primer sistema electrónico de inyección de gasolina.