La planta de Bridgestone en Burgos está ultimando la preparación de la IV Carrera Popular Solidaria Bridgestone Hispania, con el objetivo de lograr el respaldo a la labor desinteresada de Cáritas en favor de diferentes colectivos sociales.

La carrera es una prueba participativa, no competitiva, por lo que se anima a inscribirse a cualquier persona que quiera colaborar con esta asociación benéfica. En la misma se contará con el apoyo del atleta olímpico Diego Ruiz, y con el apoyo del Ayuntamiento, la Diputación de Burgos, además de diversas multinacionales y empresas burgalesas.

Según el director de la planta, Kepa Hernández, “el objetivo es ofrecer un mensaje de solidaridad activa que nos involucre a todos”. De hecho, los fondos recaudados con esta iniciativa solidaria se destinarán a apoyar proyectos de gran calado humano que permitirán mejorar las condiciones de vida de muchas personas del entorno.

Prueba de ello fue la pasada edición donde más de 800 corredores participaron en la iniciativa, recaudándose 8.240 euros, que fueron entregados a las asociaciones Sindrome de Down y Alzheimer.

Para Hernández, “se trata de un ejemplo más del compromiso de Bridgestone y de sus trabajadores por construir una sociedad más solidaria, más equilibrada, en donde todos tengamos un lugar digno”.