El fabricante japonés de neumáticos Bridgestone obtuvo un beneficio neto de 300.589 millones de yenes (unos 2.218 millones de euros) durante el conjunto del pasado ejercicio, un 48,8% más, según datos de la propia empresa.

 

La facturación de la multinacional en el pasado año se situó en 3,67 billones de yenes (27.107 millones de euros), lo que representa una progresión del 3% si se compara con la cifra de negocio del ejercicio precedente.

Por su parte, el resultado operativo de Bridgestone en 2014 fue de 478.038 millones de yenes (3.527 millones de euros), un 9,1% más en comparación con los 438.131 millones de yenes (3.233 millones de euros) de 2013.

La previsión de la corporación asiática para el conjunto de 2015 contempla contabilizar un beneficio neto de 319.000 millones de yenes (2.354 millones de euros), lo que supondrá una mejora del 6,1% respecto a los excelentes datos de 2014.