El fabricante japonés Bridgestone, según los últimos datos publicados por Tire Business referidos al cierre del ejercicio 2012, no sólo consolida su posición de liderazgo en el mercado global de neumáticos, sino que amplía la diferencia con la segunda compañía en el ranking.

Así, la cuota que alcanza la empresa nipona en las ventas mundiales de todo tipo de neumáticos, desde automóviles, camiones y motos, hasta aviones, pasando por maquinaria de obras, es del 15,3%.

Aunque la distancia es ahora mayor que la de los últimos años, pues en 2008 apenas había medio punto con la segunda marca, los tres gigantes del sector están viendo cómo se reduce su porcentaje de la tarta debido a la llegada de neumáticos chino que en Europa son absolutamente desconocidas, pero que sólo con el volumen que hacen en el mercado local empiezan a tener un peso importante.

Si comparamos la clasificación que establece Tire Business en 2008 con la de 2012, los tres lugares del podio aparecen inalterados, con Bridgestone, Michelin y Goodyear muy por encima del resto, aunque también son las que más sufren esa irrupción de los chinos que apenas afecta al resto.

La compañía Bridgestone, fundada en 1931 por Shojiro Ishibashi, pasó a liderar el mercado mundial de neumáticos al poco tiempo de adquirir, en 1988, otra de las grandes empresas del sector, la americana Firestone.

Asimismo, pese a que el 85% de su negocio está basado en la construcción y venta de neumáticos, también han ido diversificando su actividad en terrenos tan diferentes como el diseño de bicicletas y palos de golf, la fabricación de piezas para asientos o de aislantes para tejados y el desarrollo de unas estructuras flexibles

Con una plantilla que supera los 145.000 empleados en todo el mundo y actividades de negocio en más de 150 países, Bridgestone tuvo unas ventas consolidadas en 2013 de 3,568 billones de yenes, lo que equivale aproximadamente a 25.700 millones de euros, con un beneficio neto de 202.000 millones de yenes (unos 1.450 millones de euros).