La Asociación de Comercio y Reparación de Vehículos y Embarcaciones de las comarcas gerundenses (Corve) expuso recientemente los resultados de su estudio Pneus.Gi, de los que se desprende que el 16% de los vehículos en Girona circulaban con neumático con una profundidad por debajo del mínimo legal, mientras el 32,23% lo hacían con defectos por falta de mantenimiento.

 

Ésta es una de las conclusiones del informe elaborado tras concluir el proyecto Pneus.Gi, llevado a cabo por Corve, el Instituto Montilivi, la marca Michelin y el Ayuntamiento de Girona, para evaluar el estado de los neumáticos en la ciudad de Girona.

Una vez concluido el proyecto se presentó el informe resultante con los datos recogidos durante la campaña. El acto de presentación de dicho informe estuvo presidido por el presidente de Corve, Ernest Plana, el director del Instituto Montilivi, Pere Albertí, el concejal del Ayuntamiento Joan Alcalá, y el representante de Michelín, Enric Rubies.

Por su parte, Carles Aurich, coordinador pedagógico del proyecto, explicó que los datos extraídos son preocupantes porque evidencian una falta de conciencia sobre la importancia del mantenimiento de los vehículos y, sobre todo, en un elemento tan importante como el neumático, que es el que nos mantiene agarrados al suelo.

Entre las principales conclusiones destacan:

- A pesar de los resultados del estudio realizado el año anterior y de las advertencias efectuadas, el porcentaje de vehículos que circulan con bajo nivel de seguridad continúa creciendo. En el actual informe se observa que ha aumentado el rango de vehículos que circulan con neumáticos por debajo del límite de profundidad legal en un 16%, lo que supone más del doble del índice de 2014. Una cifra que deja muy atrás la mejora que se experimentó en 2014 con respecto a 2013.

- Los resultados evidencian también que la falta de mantenimiento continúa creciendo. En 2015 un 32,23% de los vehículos han presentado defectos por este motivo, lo que pone de manifiesto la falta de concienciación que existe por parte del usuario con respecto a la importancia del mantenimiento del vehículo, para la seguridad de los ocupantes del vehículo y el riesgo que esto supone en la carretera.

- De los datos obtenidos también se observa que los vehículos circulan con neumáticos más viejos. Es decir, que los conductores además de mantener los neumáticos viejos durantre más tiempo, cuando los cambian, en algunos casos lo hacen por neumáticos usados. De los vehículos analizados en la campaña 2015, tan sólo un 1,12% eran nuevos de este año. Del resto de vehículos examinados un 33% de los neumáticos tenían más de 5 años y un 13,93% más de 10 años.

Tras aportar estos significativos datos, concluyeron que:
- El mantenimiento del vehículo sigue sin ser prioritario para el usuario.
- El peligro de accidentes de circulación aumenta con estos resultados. Un neumático que no tenga dibujo, sobre todo, en caso de lluvia, puede convertir el vehículo en una máquina mortal, no sólo por los propios ocupantes, sino para los vehículos que circulan a su alrededor.