Agentes de la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), con base en Moguer, y pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han descubierto un vertedero ilegal de neumáticos en Palos de la Frontera (Huelva), registrado a nombre de una empresa de Badajoz, y han interpuesto una denuncia por una presunta infracción a la Ley de Residuos y Suelos contaminados y a la normativa autonómica de prevención de incendios forestales.

Esta actuación de los agentes del Seprona se ha iniciado después del descubrimiento de un depósito de neumáticos fuera de uso en una parcelación ubicada en el término municipal de Palos, concretamente se encuentra en el polígono industrial Nuevo Puerto, en una zona muy próxima al polo químico y a escasa distancia de una masa forestal formada por pinos y eucaliptos, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

La proximidad a la zona de árboles, añadido a la facilidad de con la que el material de los neumáticos puede arder y la dificultad de su extinción, hacen que en periodos tan sensibles como el actual, en plena campaña de prevención contra los incendios, el almacenamiento descontrolado de neumáticos constituya un enorme riesgo. Ante todo lo observado por los agentes, se tramitó una denuncia a la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, donde los neumáticos fuera de uso se hallan encuadrados en uno de sus anexos, y a la normativa autonómica de prevención de incendios forestales. Los neumáticos son considerados residuos, aunque no peligrosos, en el código europeo de residuos.