Dunlop ha conseguido su 6ª victoria consecutiva en la categoría LMP2 de las 24 horas de Le Mans, gana con Signatech Alpine. Además, ha sido la 4ª vez consecutiva que Dunlop calza a los 3 primeros y por primera vez en la categoría, se logró realizar 5 tandas con un único juego de neumáticos.

Dunlop volvió a triunfar en las 24 horas de Le Mans en la intensa y competida categoría LMP2 con los siete primeros clasificados calzando neumáticos Dunlop. Como una típica carrera de resistencia, el equipo que se encuentra con menos dificultades gana la carrera y Signatech Alpine consiguió la más que merecida victoria de LMP2 este año. Gustavo Menezes, Nicolas Lapierre y Stéphane Richelmi alcanzaron la bandera tras 357 vueltas.

En Le Mans se produjeron 30 cambios de liderato entre 6 equipos diferentes, pero el Alpine-Nissan estuvo por delante antes de la 12ª hora del final, a mitad del recorrido. El rival más cercano era el Oreca-Nissan de G Drive Racing (Rusinov/Stevens/Rast) que finalizó en la misma vuelta, 2 minutos y 40 segundos por detrás. Completando el pódium de Dunlop estuvo el trio Petrov/Shaytar/Ladygin en el #37 BR01-Nissan.

La gama de neumáticos Dunlop para 2016 es nueva y los neumáticos de LMP2 demostraron el progreso, con todos los equipos utilizando los mismos juegos para cuatro tandas (manteniendo el mismo juego de neumáticos a lo largo de cuatro paradas).

El avance más destacado fue el hecho de que varios equipos utilizarán con éxito los mismos juegos de neumáticos para cinco tandas por primera vez en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) de la FIA.