Dunlop anunció recientemente el lanzamiento de una nueva gama de neumáticos de competición, específicamente diseñados para el creciente número de coches de la categoría GTE que pueden participar en eventos como el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (WEC) o las European Le Mans Series (ELMS).

 

De hecho, la idea de Dunlop era basarse en los conocimientos adquiridos durante el primer año del nuevo reglamento de neumáticos para las ELMS introducido en 2015, en el que el neumático de control vino a sustituir a la competición abierta que existía anteriormente.

La nueva gama GTE de Dunlop ha sido desarrollada para mantener la paridad, consistencia y durabilidad que necesita un conjunto de automóviles tan diverso, introduciendo mejoras en el perfil trasero y en los compuestos diseñados para ofrecer a los pilotos una mayor confianza a la hora de frenar, así como estabilidad al cambiar de dirección a alta velocidad.

Esta gama de neumáticos ya ha demostrado un paso adelante en las pruebas realizadas con varios modelos utilizados actualmente en las ELMS. Los equipos que representan a BMW, Ferrari y Porsche ya han probado los neumáticos y Beechdean, recién llegado a las ELMS, lo hará en Bahréin durante este mes.