El despliegue que Dunlop está preparando para las 24 horas de Nurburgring, que se celebraran el fin de semana del 26 al 29 de mayo, es realmente grande: 11 camiones de 40 toneladas de carga y 1 camión de 7,5 toneladas albergarán los 4.800 neumáticos previstos para la carrera de resistencia.

Alrededor de 160 equipos se enfrentarán al mayor desafío en la competición de motor tanto para los participantes como para los coches en el circuito de Nürburgring Nordschleife. Dunlop suministrará los neumáticos a muchos de los equipos que lucharán en el “Infierno verde” por conseguir el trono de una de las carreras de resistencia más prestigiosas del panorama internacional. Dunlop suministrará 4.800, de los cuales 3.500 son slicks y 1.300 de mojado. Además, están previstos dos semi-trailers totalmente equipados con estaciones de trabajo especiales para los ingenieros y técnicos de montaje.

Los neumáticos Dunlop son tan diferentes como los vehículos que se utilizan en el gran fin de semana en Nürburgring. Se pondrá a disposición una amplia variedad de diferentes dimensiones de los neumáticos. Desde los tamaños más pequeños, 205/60 R17 para un Renault Clio con un peso de 8 kg, hasta el gran neumático trasero 310/710 R18 de GT3 de hasta 12 kg.

Pero no solo el esfuerzo en material es enorme. La carrera más grande del año representa un reto muy importante para el equipo Dunlop. Más de 30 ingenieros, montadores de neumáticos y personal de servicio trabajarán en el paddock de la carrera en varios turnos durante todo el día. Dunlop ofrecerá el mejor servicio técnico para sus equipos y se instalarán tres líneas de montaje en el 'Dunlop-City'.