Dunlop hará debutar sus nuevos neumáticos en la próxima carrera de la categoría Moto3 del Campeonato Mundial de Motociclismo de la FIM, que se celebrará este fin de semana en el circuito francés de Le Mans.

 

Los neumáticos traseros Blando 1 y Medio 1 tienen la misma estructura que sus predecesores, pero cuentan con un nuevo compuesto, desarrollado y probado a lo largo de los últimos 18 meses, que recibió la aprobación final en el test posterior a la carrera realizada en Jerez la semana pasada.

El Blando 1 es más fuerte y ha sido diseñado para convertirse en una opción más atractiva para la carrera. Por su parte, el Medio 1 ofrece más agarre, más resistencia y es operativo en un rango más amplio de condiciones.

Los nuevos compuestos para los neumáticos delanteros siguen siendo los mismos, pero a partir de Le Mans los neumáticos tendrán un nuevo tamaño, con un perfil más estrecho y más profundo, que mejora las prestaciones proporcionando una respuesta y un agarre mejorados.

Le Mans es uno de los circuitos más utilizados del mundo, en el que Dunlop obtuvo un gran éxito durante la prueba del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIM, una competición abierta diferentes marcas de neumáticos disputada en el circuito en abril, en la que los vencedores de las tres categorías subieron al pódium luciendo su emblemática gorra amarilla.

Las competiciones como las 24 horas de Le Mans son las que ayudan a los diseñadores de Dunlop, cada año, a desarrollar neumáticos con mayor durabilidad y mejores prestaciones, como las estructuras y los compuestos optimizados con los que cuentan las nuevas opciones de Moto3.