La Comunidad de Madrid, a través de los servicios de inspección de la Dirección General de Consumo, ha detectado que el 85,7% de los proveedores y distribuidores de neumáticos que actúan en la región incumple el Reglamento europeo de etiquetado de neumáticos (Reglamento CE 1222/2009), que informa al comprador sobre su eficiencia energética, ruido de rodadura y adherencia en mojado.

 

Se trata de uno de los resultados de la campaña de inspección para comprobar el cumplimiento del Reglamento realizada durante el mes de septiembre, la primera que se ha realizado en España por parte de las autoridades de consumo para comprobar el cumplimiento del Reglamento Europeo que obliga a que todos los neumáticos fabricados después de junio de 2012 y a la venta en la UE desde noviembre de ese año dispongan de una etiqueta informativa adherida al neumático o visible en el punto de venta.
Las actuaciones inspectoras se llevaron a cabo durante el mes de septiembre de este año y en ella se realizaron 13 inspecciones, 4 en cadenas de talleres de mecánica de grandes superficies, 3 en talleres especializados en la venta y montaje de neumáticos y 6 en distribuidores a través de páginas web. La campaña ha limitado el control a los neumáticos C1, destinados a automóviles de uso particular.
En el caso de las grandes superficies inspeccionadas, se ha comprobado que ninguna de ellas informa de la clase de eficiencia en términos de consumo de carburante, el valor de ruido de rodadura exterior ni de la clase de adherencia en superficie mojada. Sí lo hacen todos los talleres especializados. En todos los establecimientos había etiquetas conforme al reglamento europeo, aunque en 3 de las 7 empresas revisadas se ha demostrado que había neumáticos sin etiquetar.
En el caso de los distribuidores mediante páginas web, todos ellos ofrecen la información que requiere el Reglamento CE y también informan de la clase de adherencia en superficie mojada. 6 de los 7 distribuidores on line también comunica la clase de eficiencia en términos de consumo de carburante. Ninguna de ellos ofrece enlace a la web correspondiente de la Comisión Europea.
La campaña ha permitido saber cómo se está aplicando el Reglamento europeo por parte los distribuidores de neumáticos radicados en la Comunidad a la hora de ampliar y facilitar la información a los consumidores en sus decisiones de compra. El objetivo es que los consumidores interesados en mejorar la eficiencia energética y en disminuir el consumo de carburante puedan elegir un neumático que ahorre combustible y disminuya el nivel de ruido producido.