El sector de componentes automoción sigue al alza, con 8.000 empleos creados en 2015, una inversión del 30% en I D i, y una facturación que creció en 2015 casi un 8% con respecto al año anterior, superando los 32.000 millones de euros, según los datos presentados por la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (Sernauto).

La recuperación económica en Europa, el mayor acceso al crédito y la bajada del petróleo y las materias primas son algunos de los factores que han favorecido este incremento.

En cuanto al empleo, los fabricantes de equipos y componentes de España generaron en torno a 8.000 nuevos puestos de trabajo, llegando casi a los 205.000 empleos directos, un 4% más que en 2014. El sector representa más del 10% del empleo industrial en cinco comunidades autónomas. Si se tienen en cuenta los empleos directos e indirectos, la cifra asciende a 330.000 personas.

Destaca asimismo la inversión en Investigación, Desarrollo e Innovación, que el año pasado fue de 1.200 millones de euros, es decir, más de un 30% más que en 2014. Para la industria de componentes, la I D i constituye un factor clave para mantener su capacidad y diferenciación tecnológica y, por ende, su competitividad a nivel global.

Por otra parte, el sector de componentes es uno de los sectores que más exporta. Concretamente, en 2015, las exportaciones alcanzaron los 18.900 millones de euros, un 7,5% más que en 2014. Esta cifra supone el 59% de la facturación del sector y más de un 80% si se tienen en cuenta los componentes instalados en los vehículos que son exportados.

En palabras de María Helena Antolin, presidenta de Sernauto, estas cifras son fruto de nuestra apuesta por la innovación, la internacionalización y el empleo de calidad.

“Los fabricantes de componentes hemos trabajado muy duro para seguir innovando y satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes”, afirma la dirigente.