Bridgestone y First Stop España han donado 20.500 euros a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) gracias a los 2,5 millones de kilómetros que sus empleados han recorrido a lo largo de este año a través de diferentes actividades deportivas. El reto se ha logrado antes del 31 de diciembre y supera la meta de un millón de kilómetros establecida en 2018.

En un acto en las instalaciones de la AECC, se formalizó la entrega de los fondos recaudados que se destinarán a la financiación del proyecto “Neuroblastoma en un chip” para investigar la resistencia a fármacos y el uso de nanopartículas terapéuticas. El neuroblastoma es el tumor sólido extra craneal más frecuente en la infancia pero sigue siendo un desafío terapéutico. “Los resultados obtenidos de la investigación supondrán una mejor comprensión de la resistencia a tratamientos convencionales en neuroblastoma, lo cual posibilita el desarrollo de nuevas terapias más efectivas”, explica la doctora Aránzazu Villasante, investigadora de la AECC.

El evento contó con la presencia de José Enrique González, vicepresidente y director general de Bridgestone para la Región Suroeste de Europa, quien señaló que “esta acción, con la que se ha comprometido toda la organización, es un claro reflejo de que la misión de Bridgestone funciona. Nuestro fundador nos dejó el mandato de ‘Servir a la Sociedad con Calidad Superior’ a través no sólo de nuestros productos y soluciones, sino impactando en el bienestar de las personas”.

Por su parte, José Manuel Ledo, director general de First Stop en España, quiso agradecer la aportación individual de cada empleado y animó, tanto a los presentes como al resto de empresas, “a seguir colaborando desde nuestro lugar de trabajo con la asociación”.

También asistieron al acto los empleados de Bridgestone que mayor número de kilómetros han acumulado para poder cumplir el reto solidario -caminando, en bici, nadando, corriendo, usando las escaleras e incluso cuidando de sus jardines-, empleados voluntarios y un empleado que está superando un cáncer. En la iniciativa han participado tanto las oficinas españolas de Bridgestone y First Stop, como las tres fábricas de Bridgestone en Basauri, Puente San Miguel y Burgos, sumando así kilómetros de más de 3.000 empleados.

El vicepresidente de la AECC de Madrid, Jaime Salaverri, indicó que “desde la AECC queremos agradecer a las empresas que como, Bridgestone y First Stop, colaboran con un doble objetivo: por un lado, recaudar de fondos para la investigación y, por otro, en la concienciación de sus empleados en hábitos de vida saludables. Estamos convencidos de que sólo uniendo esfuerzos lograremos avanzar en esta lucha contra el cáncer, esencial para nuestra sociedad”.

La AECC es la entidad privada que más fondos destina a la investigación del cáncer, habiendo invertido 56 millones de euros en 334 proyectos abiertos desde 2011. Además, trabaja junto con otras organizaciones para conseguir que España tenga un Plan Nacional de Investigación en Cáncer para alcanzar el 70 % de supervivencia en 2030.