La calidad y la innovación de la gama de neumáticos premium Bridgestone son valoradas por los fabricantes de automóviles, que se comprometen a utilizarlos como equipamiento original, incluidas marcas como Toyota, Mercedes y Porsche.

Al mismo tiempo, Bridgestone sigue siendo el mayor proveedor de Audi, SEAT, Skoda y mantiene al Grupo Volkswagen como socio estratégico. El volumen de equipamientos para Audi, incluso se ha duplicado en los últimos cinco años. Además, Bridgestone se ha fortalecido en BMW como equipo original para el BMW Serie 3, el BMW Serie 7, el BMW X5/X7 y el BMW Z4.

En una gran variedad de modelos, los fabricantes de vehículos han elegido los neumáticos Bridgestone para sus equipos originales. Entre ellos se incluyen tanto eléctricos/híbridos como el BMW i3s, el Toyota Corolla, el nuevo Audi Q3, el Audi A6 Allroad, turismos como el Opel Insignia, el BMW Serie 8, el Porsche Cayenne y coches deportivos, entre los que se incluyen el Ferrari Portofino y el Renault Megane R. S. Trophy.

Actualmente, más del 85% de los equipamientos son para neumáticos de un diámetro de 17 pulgadas o superior

En cuanto al diseño y desarrollo de neumáticos, Bridgestone trabaja con los fabricantes, adaptándose a sus peticiones, desde la resistencia a la rodadura y el consumo de combustible hasta la reducción del ruido, la comodidad del conductor y la manejabilidad. Pero la compañía también impulsa constantemente los estándares tecnológicos más altos, con soluciones como B-Silent, ologic y la mejorada tecnología Run-Flat.

Igualmente, las tecnologías más avanzadas en el diseño de neumáticos, como la tecnología de bajo desgaste NanoPro-Tech, los compuestos de fácil dispersión con alto contenido en sílice y los últimos patrones de diseño, la forma de los huecos, el óptimo revestimiento, así como los novedosos procesos de mezclado, permiten que Bridgestone encuentre el equilibrio entre las características de los neumáticos y el montaje en los vehículos.

Según Mark Tejedor, vicepresidente de Equipo Original de Bridgestone EMEA, el enfoque personalizado permite a Bridgestone optimizar el carácter único de cualquier vehículo. “En una industria en rápida transformación, donde los vehículos son cada vez más y más CASE (conectividad, autonomía, compartido y eléctrico, por sus siglas en inglés), Bridgestone ofrece nuevas soluciones y tecnologías que responden a los desafíos más exigentes del fabricante de automóviles. Estamos desarrollando neumáticos destinados a satisfacer las necesidades de los próximos dos a cinco años e, incluso, más tiempo.”

La cooperación y la creación conjunta han dado como resultado algo más que diseños a medida. “Nos ha permitido dar pasos hacia una nueva dirección que conduce al futuro”, dice Tejedor. “Estamos creando tanto nuevos neumáticos como soluciones de movilidad y servicios que son más eficientes y que están mejor adaptados que nunca a los vehículos, para que los conductores sigan en marcha, sin importar nada más”.

Infografía Bridgestone OE 2018