La nueva gama de Dunlop está compuesta por diez neumáticos para el eje direccional SP346 y diez neumáticos para el eje de tracción SP446, con la capacidad para adaptarse a los distintos modos de conducción que exigen vehículos eléctricos e híbridos, por ejemplo.

Los nuevos productos cuentan con la última tecnología de diseño con una construcción de la carcasa robusta, lo que permite versatilidad operativa y costes operativos económicos. Un alto rendimiento de kilometraje es un beneficio clave que, junto con un alto nivel de durabilidad tanto en condiciones de servicio difíciles como en situaciones climáticas extremas, se traduce en una larga vida útil. El diseño 3PMSF (3-Peak-Mountain-Snowflake) en los neumáticos de dirección y de tracción garantiza el pleno rendimiento en invierno. La resistencia optimizada a la rodadura asegura, además, un bajo consumo de energía.

Los nuevos neumáticos son aptos para vehículos comerciales con tecnologías en desarrollo como los modos de conducción eléctrico e híbrido, donde las condiciones de par difieren de las que se encuentran tradicionalmente en camiones comunes.

Las líneas SP346 y SP446 reemplazan, respectivamente, a las gamas SP344 y SP444. El neumático del eje de dirección SP346 y los neumáticos del eje de tracción SP446 comprenden cada uno seis tamaños para llantas de 17,5" y cuatro para 19,5", lo que hace un total de 20 neumáticos nuevos en total.

Comparando el neumático de nueva generación 245/70 R17,5 con los productos a los que reemplaza destaca la robustez de la banda de rodadura que mejora respecto del SP346, mientras que las etiquetas de eficiencia de combustible, agarre en mojado y nivel de ruido disminuyen, respectivamente, de E a D, de D a C y de dos ondas a una con el SP446.